Drenaje Linfático: Info Completa y de Interés del Tratamiento Reductor

El drenaje linfático manual es una técnica de masaje que busca activar la circulación linfática para equilibrar el líquido...

El drenaje linfático manual es una técnica de masaje que busca activar la circulación linfática para equilibrar el líquido intersticial y linfático. 

Es de indicación en cualquier tipo de edema y, fundamentalmente, en el linfedema o edema linfático.  

Se trata de un tratamiento no invasivo que mejora el estado general de todo el cuerpo, tanto en personas sanas como en aquellas que padecen de patologías específicas, reduciendo la retención de líquidos y la proliferación de sustancias indeseables para el organismo.

Drenaje Linfático: ¿Qué Es y Para Qué Sirve?

El drenaje linfático es un masaje lento, repetitivo y unidireccional, que se realiza siguiendo el sentido de los vasos linfáticos y estimulando su vaciamiento.

Es un método que mejora las funciones esenciales del sistema linfático por medio de maniobras precisas, proporcionadas y rítmicas que activan la circulación linfática.

Favorece la eliminación de sustancias de desecho, hace recircular el líquido extravasado en el espacio intercelular y mantiene de esta forma el equilibrio homeostático del organismo.

Beneficios del Drenaje Linfático en los Pacientes

Sus máximos beneficios tienen que ver con la recirculación de líquidos extravasados en el espacio intersticial. Esto, a su vez, conlleva efectos asociados altamente beneficiosos, tales como:

  • Mejora la circulación sanguínea y linfática.
  • Estimula al sistema inmunológico, aumentando las defensas del organismo.
  • Relaja terminaciones nerviosas del sistema parasimpático, calmando el dolor  y favoreciendo la relajación.
  • Mejora la vascularización muscular.
  • Restablece el flujo linfático, produciendo una reducción del volumen en edemas.
  • Reactiva la circulación linfática y ayuda a eliminar el exceso de líquidos y sustancias de desecho del organismo.

Drenaje Linfático para Adelgazar

El drenaje linfático favorece la pérdida de peso, generado por el efecto indirecto de depuración y desintoxicación del organismo que este genera.

Es común pensar que el sobrepeso se debe a la cantidad de grasa acumulada en el cuerpo, pero dependiendo del caso, ese sobrepeso no solo es grasa.

Puede deberse también a depósitos de deshechos que el organismo no ha podido liberar como consecuencia de hábitos alimentarios y de vida poco saludables, prolongados en el tiempo.

Así, las grasas saturadas y muchos aditivos tóxicos que acompañan a la alimentación quedan depositados en distintas partes del organismo, colaborando con la acumulación de peso y obesidad localizada no deseada.

El problema se genera cuando el nivel de deshecho es mayor que la capacidad de depuración del sistema linfático, generando así almacenamientos y engrosando determinadas zonas del cuerpo.

Cuando se estancan en el espacio entre las células (intersticial), el sistema linfático es el encargado de recogerlas y devolverlas a la circulación para ser eliminadas.

Normalmente, se necesitan varias sesiones de drenaje linfático para obtener resultados, siendo más efectivo combinarlas con una terapéutica multidisciplinaria de médico, nutrición y ejercicio. 

Tipos de Drenaje Linfático Existentes

Tipos de drenaje linfático
Foto de Personas creado por javi_indy – www.freepik.es</a> Bajo licencia CCO

Hablar de tipos de drenaje linfático nos lleva a describir el tipo de técnica y cada una de las escuelas que han ido creado diferentes métodos.

Según la técnica empleada, existen dos tipos de drenaje linfático: el manual y el asistido.

Drenaje Linfático Manual

Una sesión de drenaje manual se aplica sobre la piel directamente sin ningún medio de deslizamiento y solo se utiliza maniobras manuales. En algunas escuelas actuales se suman a la técnica manual algunos mínimos elementos. 

El drenaje linfático manual debe ser realizado por un profesional en kinesiología y fisioterapia especializado que, con sus propias manos, aplica masajes suaves, lentos y muy relajantes en las zonas afectadas por retención y encharcamiento de líquidos.

La técnica de drenaje manual desplaza el exceso de linfa acumulada en zonas de edema hacia los territorios linfáticos sanos.

Para entender cómo actúa esta terapia, es importante saber que la linfa es un líquido compuesto de un alto porcentaje de proteínas; además contiene linfocitos que circulan a través de una red de conductos que recorren todo el cuerpo y desembocan en colectores y troncos linfáticos que vuelven a recircular este líquido al torrente sanguíneo.

El sistema linfático actúa como depurador y protege al organismo, siendo así su mejor defensa con una función clave en la nutrición de los tejidos.

Drenaje Linfático Mecánico

En el drenaje linfático mecánico se emplean equipos de presoterapia secuencial.

Existen diversos modelos en el mercado, con distintos programas pre establecidos de regulación de la presión de inflado en cámaras e incluye fundas para piernas, abdomen y brazos. 

Estas presiones van desde bombeos en zonas ganglionares hasta presiones similares a las realizadas de manera manual, realizando un vaciamiento linfático y sanguíneo que favorece el retorno venoso y la re circulación linfática.

Escuelas de Drenaje Linfático Manual

Método Vodder

Esta técnica responde a los principios anatómicos y fisiopatológicos del sistema linfático, utilizando básicamente maniobras circulares y tracción de la piel, conduciendo al líquido a través del intersticio. 

Para optimizar sus resultados, esta técnica puede incluir un vendaje multicapas que simula la compresión manual y se mantiene en períodos de tiempo. 

Método del Dr. Albert Leduc

Como resultado directo del trabajo de Vodder, esta técnica combina el método de Vodder y la presoterapia.

Utiliza círculos fijos, bombeos y la combinación de ambos. También, suma el vendaje multicapas y las medias de contención.

Método Földi

Consta de cuatro maniobras básicas y algunas más específicas, sumado a vendaje multicapas, gimnasia y ejercicios respiratorios descongestivos.

Método Godoy

Desarrollado por médicos de Brasil, es la técnica más actual. Combina técnicas de compresión manual, terapia linfática mecánica (flexo extensor de tobillo y codo, entre otros), terapia cervical manual (estímulo cervical) y elementos de contención como medias, mangas y guantes.

Drenaje Linfático Mediante Aparatología

Como bien está descrito, el estímulo linfático también puede realizarse mediante la utilización de aparatología específica que simula y/o acompaña el trabajo manual para lograr una optimización del resultado y mantenerlo en el tiempo.

Fajas y botas conectadas a un compresor (presoterapia secuencial), dispositivos para movilización y terapia ultrasónica son algunos de los instrumentos que se utilizan como complemento de la técnica manual. 

Aparatología de Estética Necesaria para Realizar Drenaje Linfático

Presoterapia Secuencial

Se trata de un sistema de compresión controlada que mediante el inflado de cámaras, permite movilizar el flujo venoso y linfático para reducir edemas, recircular líquido extracelular y mejorar el flujo de oxígeno a todo el organismo.

La presión simula un masaje generalizado brindando además relajación y alivio de dolor entre otros beneficios.

Ultrasonido

Onda acústica imperceptible que logra un suave drenaje linfático mediante la modalidad pulsante.

La onda es generada con el cabezal el cual se desliza en el mismo sentido que se haría de forma manual durante aproximadamente 10 minutos.

Aparatología Godoy

Realiza movimientos de flexión y extensión plantar y del codo, generando un estímulo de los músculos de miembros superiores e inferiores, facilitando el retorno venoso y linfático.

Es de gran utilidad como complemento del tratamiento del linfedema.

Drenaje Linfático con Aparatología Vs. Manual: Comparativa de Diferencias, Ventajas y Desventajas

Ambas técnicas tienen como principal objetivo mejorar la circulación de la linfa, permiten eliminar edemas y alteraciones del sistema circulatorio y la retención de líquidos.

No obstante, veamos cuáles son las principales diferencias entre estos dos procesos:

DRENAJE LINFÁTICO MANUALDRENAJE LINFÁTICO CON APARATOLOGÍA
Necesita exhaustivo conocimiento del sistema linfático para no generar daño en quien reciba la técnica.
Si bien es necesario conocer las presiones adecuadas a aplicar, lo puede realizar una persona idónea, pero no necesariamente especializada.
Si bien es utilizada y tiene altos efectos en patologias esteticas y flebologicas, es de indicación exclusiva como terapia en patologías del sistema linfático. Se indica como complemento del drenaje linfático manual.
Lleva ventaja a la hora de poder acceder con mayor facilidad a ciertas zonas.Presenta dificultad para llegar a zonas de difícil acceso. 
Mayor tiempo de trabajo.Menor tiempo de trabajo.
Técnica y maniobras más precisas.Programas pre establecidos.
Más costoso.Menos costos.

¿Cómo es el Tratamiento?

Para la realización de ambas técnicas, la persona debe estar acostada sobre una camilla. En el caso de la técnica manual se necesitará la piel libre de ropa. La sesión dura una hora aproximadamente.

Para el drenaje linfático mediante presoterapia se debe configurar el dispositivo y se entrega al paciente material descartable para cubrir las zonas. La sesión durará entre 20 y 40 minutos.

Acerca de la Técnica de Drenaje Linfático Manual

La técnica consiste en un masaje terapéutico especial cuyo objetivo es activar el funcionamiento del sistema linfático superficial con el fin de tratar problemas circulatorios derivados de piernas cansadas, cambios hormonales debido al embarazo, edemas premenstruales y post-traumáticos.

Utiliza movimientos lentos, suaves y rítmicos, siempre indoloros, estimulando la circulación linfática y la evacuación hacia el torrente venoso, siguiendo pautas específicas preestablecidas acordes al método seleccionado de trabajo.

El éxito de este tratamiento manual está en el drenaje de las proteínas propias de los edemas linfáticos que no son capaces de drenarse por medios instrumentales.

Por lo que el complemento ideal es la presoterapia, que actúa drenando solamente el líquido intersticial.

Zonas y Áreas donde Puede Realizarse

El drenaje linfático puede realizarse en cuello, cara, abdomen, brazos, nuca, zona dorsal, zona lumbar, glúteos y piernas.

Por lo que resulta muy útil en múltiples casos, desde linfedema post cirugía, edema por trastornos circulatorios, hasta el tratamiento de sinusitis crónica o migrañas. 

Drenaje Linfático Facial

Esta técnica busca redirigir líquidos, moléculas y toxinas hacia los ganglios profundos del cuello que van a drenar el contenido a la zona torácica. Se inicia en el cuello y se trabaja la cara de abajo arriba.

En la zona facial, se trabajan distintas afecciones, como rosácea, acné y post operatorios de cirugías faciales (lifting, rinoplastia, otoplastia, etc).

También, ayuda a bajar la ansiedad y el estrés siendo muy recomendado para mejorar el aspecto de cansancio, líneas de expresión y ojeras.

El masaje consiste en suaves presiones y movimientos circulares en puntos clave del rostro, buscando estimular el sistema linfático, reactivando su funcionamiento y empujando este líquido extravasado hacia los ganglios linfáticos. Consiguiendo así eliminar las toxinas y los gérmenes transportados por la linfa.

Se logrará de este modo, un rostro con mejor aspecto general, mejorando la luminosidad de la cara, al activar el sistema circulatorio.

Drenaje Linfático en Abdomen

Drenaje linfático en abdomen
Foto de Personas creado por javi_indy – www.freepik.es</a> Bajo licencia CCO

Es una manera muy eficaz de drenar la grasa y el exceso de líquido sin efectos dolorosos y con resultados rápidos.

Las maniobras se centran en el área del abdomen y también si la paciente lo desea en las piernas, con el fin de eliminar y reducir la celulitis y la adiposidad acumulada; combate la flacidez abdominal y disminuye los líquidos y el tejido adiposo que se encuentra de la pared del abdomen.

Drenaje Linfático en Piernas

Drenaje linfático en piernas
Foto de Mujer creado por freepik – www.freepik.es</a> Bajo licencia CCO

Este masaje se realiza sobre ambas piernas de forma suave, beneficiando la circulación e impidiendo que la linfa se acumule en exceso.

Puede realizarse en forma manual o en forma mecánica. En ambos casos cumple una función doble:

  1. Depurar cualquier sustancia nociva, eliminando toxinas ubicadas en áreas congestionadas. 
  2. Proteger al sistema inmune, ya que suele mejorar la respuesta del organismo frente a posibles bacterias o virus.
  3. También, cumple una función de carácter estético, ya que la apariencia de la piel puede mejorar y combatir estrías o celulitis.

¿Cuántas Sesiones son Necesarias?

Cada sesión suele durar entre 50 y 60 minutos. Dependiendo del problema, en el caso de retención de líquidos puntual suele revertir con 1-3 sesiones.

En casos de celulitis son necesarias entre 3 y 6 drenajes como base. Las sesiones se suelen realizar 2 veces por semana.

Siempre es importante valorar al paciente previamente y, durante el tratamiento, reevaluar; pero lo normal son unas 2-3 sesiones semanales al principio, para luego pasar a un mantenimiento de una sesión semanal, quincenal o mensual, de acuerdo a la evolución.

Efectos y Resultados del Tratamiento

En la mayoría de los casos los resultados se aprecian desde la primera sesión.

Aunque no suelen ser visibles, se evidencia una mejoría en la circulación y los síntomas de cansancio y pesadez de piernas, pero en el caso de celulitis puede ser necesarios al menos 5 sesiones para un mayor resultado.

La duración es muy variable en función de la tendencia a retener líquidos de cada persona. Esta tendencia depende de las características de cada individuo así como de sus hábitos de vida.

Contraindicaciones

Podemos agrupar las contraindicaciones de esta técnica en:

Absolutas:

  • Cáncer: Tumores malignos no controlados que hayan provocado metástasis.
  • Infecciones Agudas.
  • Insuficiencia cardíaca descompensada (por el aumento del retorno venoso).
  • Trombosis recientes.
  • Dismenorrea.
  • Angina de Pecho
  • Hipo o Hipertensión severa

Relativas o Precauciones:

  • Hipertiroidismo: evitar la primera cadena ganglionar, estimular terminus hacia mas lateral.
  • Hipotensión arterial: realizarlo progresivamente comenzando por sesiones cortas e ir avanzando poco a poco.
  • Infecciones crónicas: evitar la zona.
  • Tumores tratados y controlados: a distancia de la zona del tumor.
  • Asma bronquial: evitar maniobras en el esternón, lugar donde se encuentran las terminaciones parasimpáticas que al estimular podría provocar broncoespasmos.
  • Embarazo: se realiza en ausencia de complicaciones.

Antes y Después del Tratamiento: Recomendaciones y Cuidados que Deberías Indicar a Tus Pacientes

Al momento de acordar un tratamiento de drenaje con el paciente, se debe explicar ciertas cuestiones.

La hidratación del paciente es fundamental para lograr una mayor evacuación y equilibrio de los líquidos corporales, esto es fundamental que el paciente lo incluya antes y después de cada sesión.

Mantener hábitos saludables de alimentación y ejercicio físico, también es de suma relevancia a la hora de abordar un paciente con drenaje linfático.

Es recomendable que las sesiones no se realicen en dos días seguidos.Lo ideal es dejar uno o dos días entre sesión y sesión para dar espacio y tiempo al organismo a drenar los fluidos que movilizamos.

Ventajas de Ofrecer este Tratamiento en Tu Estética

Si bien el drenaje linfático manual tiene una utilidad de excelencia en patologías puras linfáticas, en estética se utiliza con mucha frecuencia, tanto manual como mecánica.

Contar con este servicio en la oferta, es una forma abarcativa de captar clientes y abordar ciertas patologías para los cuales es de gran utilidad.

Es una terapia especializada que debe realizarse por profesionales capacitados en el tema.

Sí de inversión se trata, solo se necesita el equipo de presoterapia secuencial. La técnica manual no conlleva gastos extra, lo que permite un ingreso puro y completo a la hora de contabilizar costos.

Drenaje Linfático: Precios y Ganancia Podría Dejarte

Si hablamos de técnica manual pura, debemos tomar en cuenta que lleva una capacitación especializada y un tiempo mínimo de 45 minutos. La sesión está rondando entre los ARS $900 y $1.200.

Una sesión de drenaje linfático mecánico de 40 minutos ronda los ARS $700.

Una sesión combinada de ambas terapias tiene un valor de entre ARS $500 y $700.

Tomando como punto de inicio el arancel mínimo consensuado que contempla el Colegio de Kinesiólogos y Fisioterapeutas como práctica especializada que ronda los $700 en consultorio.

Conclusión

El drenaje linfático es una técnica ampliamente efectiva para la disminución de la retención de líquidos y la depuración de toxinas o productos de desecho acumulados. 

Esta técnica regula la función del sistema linfático que tiene como principal objetivo la defensa del organismo y el equilibrio de líquidos circundantes.

Sin lugar a dudas, el mejor tratamiento para adelgazar es seguir una dieta responsable, realizar ejercicio moderado todos los días y descansar con un sueño profundo y reparador.

Si a esto se suman técnicas de drenaje linfático, asegura un resultado efectivo y duradero, además de garantizar una mejor calidad de vida.

Si te gustó este artículo, tal vez te interese:

Emprendimiento en Estética: ¿Cómo Armarlo con Éxito?

Social Media para Estéticas: Cómo Promocionar en Redes Sociales

Plan de Marketing para Estética para Captar Más Clientes

Centro de Estética: Todo lo que Necesitas Saber

Centro de Estética: Cómo Alcanzar y Mantener el Punto de Equilibrio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctanos ahora

Completa el formulario y te llamaremos en las próximas horas.

Teléfono: (351) 641 8158
Email: [email protected]
Dirección: San Lorenzo 259, Piso 2º E
X5000AZE, Nueva Córdoba, Córdoba, Argentina.

Mapa de Estetic Rental