Fosfatidilcolina: Lo Último en Estética Contra la Adiposidad Localizada

El uso de la Fosfatidilcolina es un procedimiento rápido y efectivo que permite eliminar depósitos de grasa localizada del...

El uso de la Fosfatidilcolina es un procedimiento rápido y efectivo que permite eliminar depósitos de grasa localizada del cuerpo, logrando un aspecto armonioso en muy poco tiempo.

La fosfatidilcolina es un extracto derivado de la Lecitina de Soya presente naturalmente y en abundancia en las membranas celulares, conocido también como un emulsionante natural de las grasas, que impide al colesterol que se deposite en las arterias.

El producto inyectado destruye las células adiposas, fragmentando sus estructuras y removiéndolas por difusión activa.

Una vez en el plasma, la mayor concentración de fosfolípidos facilita el transporte de los ésteres de colesterol hacia el hígado, dificultando así su retorno a las células periféricas.

La fosfatidilcolina ha sido estudiada en las últimas décadas con diversos fines terapéuticos, siendo constatados sus efectos de protección y regeneración hepática, mejoría de la memoria, disminución de la síntesis y niveles de triglicéridos e inhibición de la agregación plaquetaria, entre muchos otros efectos beneficiosos.

fosfatidilcolina
Atribución: Imagen de Tumisoen Pixabay Bajo Licencia CCO 1.0

¿Qué Es La Fosfatidilcolina?

La fosfatidilcolina es un fosfolípido que forma parte estructural de membranas celulares de nuestro cuerpo con acción remodelante lipolítica por lipodisolución y moderadamente fibrosante por lo cual no genera flacidez.

Para Qué Sirve y Función de la Fosfatidilcolina en el Cuerpo

Al ser inyectada, la fosfatidilcolina es capaz de desestabilizar y romper células grasas, favoreciendo la eliminación de lípidos a través del aumento del transporte reverso del colesterol, activando las lipasas e inhibiendo por solubilización de la acumulación del colesterol en distintos tejidos.

Conocido en tratamientos de medicina estética como “lipoescultura sin cirugía”, cuando es combinado con otros tratamientos indicados por el especialista, da excelentes resultados para moldear el cuerpo y eliminar la grasa localizada.

Presentaciones y Formatos en los que Es Comercializada

Fosfatidilcolina Inyectable

La fosfatidilcolina inyectable se comercializa en ampollas de 5 ml, que contienen 250 mg del fármaco.

La cantidad de inyecciones y de producto dependerán de la extensión de la zona, las necesidades del paciente y de la tolerancia del mismo.

Fosfatidilcolina Cápsulas

Las cápsulas de fosfatidilcolina puedes encontrarlas en diversas presentaciones (350 mg, 385 mg, 420 mg y 1,5 g ).

Generalmente se recomienda tomar 1 o hasta 3 cápsulas diarias, dependiendo de la presentación, preferiblemente en compañía de comidas. 

Es de suma importancia consultar con un médico antes de iniciar el tratamiento.

Fosfatidilcolina Crema

Generalmente, esta presentación de fosfatidilcolina utilizada en masajes reductores (Carthage o Lidherma) suele estar enriquecida con Extracto de Coffea arábiga, Centella asiática, Paullina Cupana, Echinacea y Equisetum, aumentando de esta manera sus acciones lipolíticas, reafirmantes y anticelulíticas.

Áreas y Zonas del Cuerpo que Pueden Tratarse

Las indicaciones para su aplicación son limitadas y se restringen a pequeños depósitos de adiposidad circunscrita, en pacientes con peso ideal o con sobrepeso leve.

  • Cadera
  • Cintura
  • Abdomen
  • Flancos
  • Muslos
  • Zona baja de glúteos

Aplicaciones en Estética

Las indicaciones para el uso estético de la fosfatidilcolina son limitadas y se restringen a pequeños depósitos de adiposidad localizada, en pacientes con peso ideal o con sobrepeso leve, y es conveniente complementar el tratamiento con dieta y actividad física.

Es importante resaltar que el tratamiento aislado con fosfatidilcolina no adelgaza; sólo ayuda en la remodelación del contorno corporal.

En casos de sobrepeso moderado u obesidad, se indica la fosfatidilcolina sólo como complemento de un tratamiento para adelgazar, basado en dieta y actividad física.

¿Cómo es el Tratamiento con Fosfatidilcolina?

Primeramente, se necesitan 1 ó 2 ampollas de 5 ml como máximo por sesión, a intervalos de 7 a 15 días. Cada ampolla debe permitir el tratamiento de 10 a 20 cm² de área corporal. 

La técnica de aplicación correspondiente es la infiltración subcutánea; la sustancia es inyectada directamente en el tejido graso, con una aguja hipodérmica 30 G o 30 G ½.

La inyección debe ser realizada con la aguja perpendicular a la piel, a una profundidad de 12 ó 13 mm, debiéndose inyectar 0,1 a 0,2 ml por punto, a una distancia de 2 a 3 cm entre cada punto. 

Debe prestarse especial atención en no superficializar la aguja a una profundidad menor de 4 mm, pues existe el riesgo de necrosis inflamatoria de la grasa subcutánea.

Es importante resaltar que la administración de estos agentes detergentes no se hace según criterios mesoterapéuticos convencionales (infiltración intradérmica), sino que se realiza mediante administración subcutánea, exigiendo un entrenamiento adecuado del médico que realiza la inyección.

Su duración es muy variable y depende mucho de la respuesta individual de cada paciente. Suelen realizarse de 5 a 10 sesiones en el tratamiento corporal.

No existe ningún tipo de dolor al momento de la aplicación de la fosfatidilcolina
Atribución: Imagen de fotoblend en Pixabay Bajo Licencia CCO 1.0

Tips y Cuidados para Antes y Después del Tratamiento

Algunas orientaciones pueden ayudarte a obtener una mejor respuesta al tratamiento, como por ejemplo realizar una dieta ligera e ingestión abundante de líquidos (agua) durante el día, para concentrar a nuestro organismo en eliminar esas adiposidades.

No te prives de algún que otro capricho, simplemente debes administrarlo correctamente. Olvídate de dietas y comprende que el comer balanceado y sano es un estilo de vida que te permite verte y sentirte bien.

Practica cualquier actividad física que se mantenga de forma sostenida por un mínimo de 30 minutos al menos tres veces por semana. ¿Lo ideal? Sesiones de 45 minutos a 1 hora, 5 veces por semana.

Resultados que se Pueden Obtener

Los resultados pueden ser apreciados de manera notable transcurrida la primera semana posterior al tratamiento (si el edema ha desaparecido), con pérdidas de 0,5 a 2 cm de contorno por sesión.

La evaluación final de los resultados no son apreciables hasta pasadas las 2-3 semanas posterior a la última sesión, que es cuando el edema desaparece totalmente.

¿Quiénes son los Candidatos Ideales a Utilizar Fosfatidilcolina como Tratamiento Estético?

El uso de la fosfatidilcolina es recomendable en personas que cuentan con ciertos niveles de grasa corporal y, como ya mencionamos anteriormente, no en casos de obesidad o sobrepeso en exceso. 

Hoy en día, se considera a la fosfatidilcolina como uno de los tratamientos por excelencia para la adiposidad localizada, debido a su potente acción lipolítica.

Ventajas del Tratamiento Estético con Fosfatidilcolina

Entre las ventajas del tratamiento con fosfatidilcolina destacan principalmente la disolución de las células adiposas y la eliminación de los cúmulos de adiposidad localizada, facilitando la circulación sanguínea  y mejorando el aspecto de la celulitis.

Los beneficios de este nutriente se derivan de la fuente de colina, que es estrictamente necesaria para el buen funcionamiento de nuestras terminaciones nerviosas.

Fosfatidilcolina: Contraindicaciones y Reacciones Adversas del Tratamiento

Este tratamiento, al igual que la Mesoterapia, no debe ser doloroso cuando es bien aplicado.

No olvidemos que la grasa no tiene terminales nerviosas por lo cual no hay sensibilidad en la zona de aplicación.

Entre las reacciones adversas, las locales son las más comunes. Tras la inyección se produce una inflamación local, con eritema y edema, que dura un mínimo de 2-3 días, pudiendo permanecer sensible la zona hasta 1 semana.

Las complicaciones se han descrito como infrecuentes. 

Los efectos secundarios locales consisten en:Necrosis superficial.

  • Necrosis grasa encapsulada.
  • Inflamación, edema y molestias locales persistentes.
  • Infecciones.
  • Úlceras.
  • Neoangiogénesis.

También, se han descrito efectos adversos sistémicos, fundamentalmente de tipo colinérgico, como náuseas, vómitos, diarrea, sudoración profusa, modificaciones de la salivación y sentido del gusto y, en algunos casos, arritmias cardíacas.

El uso de la fosfatidilcolina está contraindicado principalmente en:

  • Menores de 15 años.
  • Embarazo.
  • Mujeres lactantes.
  • Diabéticos con microangiopatía.
  • Patologías renales.
  • Obesidad.
  • Resistencia insulínica.
  • Enfermedades infecciosas crónicas.
  • Hipertensión Arterial.
Ejercítate luego de aplicar la fosfatidilcolina para obtener mejores resultados
Atribución: Imagen de happyveganfit en Pixabay Bajo Licencia CCO 1.0

Acerca de los Países donde Está Prohibida

La utilización terapéutica de la fosfatidilcolina ha sido muy irregular geográficamente. En algunos países, como Alemania, Austria e Italia, ha sido muy empleada, mientras que en otros, como Francia, nunca se ha comercializado. 

En España fue retirada del mercado en 1988, debido a su irrelevante consumo.

La comercialización y la propagación extra médica del uso de la fosfatidilcolina tienen lugar fundamentalmente a través de internet. 

Numerosas agencias de control de medicamentos, entre las que se encuentran la AEM (España), FDA (Estados Unidos), MHRA (Reino Unido), ANVISA (Brasil) e INVIMA (Colombia), han investigado y tomado medidas para tratar de frenar la comercialización fraudulenta y el contrabando de este fármaco, y señalan a España como una fuente importante.

En concreto, en Brasil se prohibió la importación, tratando de detener importaciones masivas y su uso sin ningún control sanitario

En Canadá se ha prohibido expresamente su empleo, la FDA y la MHRA han emitido diversos comunicados advirtiendo que su uso no está aprobado en Estados Unidos y Reino Unido, ya que no hay evidencias concluyentes de su eficacia y su seguridad a largo plazo. 

Además, algunos estudios controlados recientes ponen en duda la eficacia y la seguridad a largo plazo del tratamiento adipocitolítico con fosfatidilcolina-desoxicolato, debido a la fibrosis y la necrosis vascular y grasa no selectiva que originan.

Fosfatidilcolina, Lecitina, Fosfatidiletanolamina y Fosfatidilinositol: Diferencias y Similitudes

Lecitina

Los fosfolípidos son auténticos emulsionantes con múltiples propiedades biológicas. Un ejemplo de fosfolípido relativamente habitual en nuestra alimentación y en nuestra cocina, es la lecitina.

La lecitina es una grasa de color marrón claro que puede extraerse de diversas fuentes vegetales (soja, sésamo) o animales (yema de huevo).

Está compuesta principalmente por fosfolípidos como la fosfatidilcolina, fosfatidilserina, fosfatidilinositol, fosfatidiletanolamina y ácido fosfatídico. 

Además, engloba otras sustancias lipófilas como glicolípidos, triglicéridos o ácidos grasos y, por supuesto, una fracción hidrófila que incluye ácido fosfórico, glicerol, colina e inositol.

Fosfatidiletanolamina

La fosfatidiletanolamina es un glicerofosfolípido abundante en las membranas plasmáticas de organismos procariotas y es, junto con la fosfatidilcolina, uno de los fosfolípidos más frecuentes en la bicapa lipídica de las membranas celulares.

Los glicerofosfolípidos poseen tres funciones principales en la célula, entre las que destacan las funciones estructurales, de almacenamiento de energía y señalización celular.

La fosfatidiletanolamina está asociada al anclaje, estabilización y plegamiento de múltiples proteínas de membrana, así como también a los cambios conformacionales necesarios para el funcionamiento de muchas enzimas.

Fosfatidilinositol

El fosfatidilinositol es un fosfolípido de la familia de los glicerofosfolípidos o fosfoglicéridos, que están presentes en las membranas biológicas. Constituye cerca del 10% del contenido total de fosfolípidos en una célula promedio.

Al igual que la fosfatidilserina y el fosfatidilglicerol, el fosfatidilinositol cumple múltiples funciones.

Tiene importantes implicaciones estructurales, pues forma parte de las bicapas lipídicas que conforman las diferentes y multifuncionales membranas biológicas.

En los últimos años se ha acumulado evidencia de su trascendental papel en la regulación de canales iónicos, quienes a su vez actúan regulando la liberación de neurotransmisores, a su efecto sobre la frecuencia de disparo en las neuronas cerebrales y de otras áreas del sistema nervioso.

Inclusive, estos canales iónicos tienen una importante participación en la regulación de los mecanismos implicados en la generación de la sensación térmica, la regulación de la presión arterial y la sensación de dolor.

Fosfatidilcolina: Tratamientos Estéticos Complementarios que Puedes Ofrecer Contra la Adiposidad Localizada

La idea es que poco a poco combines este tratamiento con otras técnicas lipolíticas, cómo:

Todos ellos generan resultados aún más sorprendentes y más duraderos en el tiempo, pudiendo lograr la famosa y aclamada lipoescultura sin cirugía, siendo la fosfatidilcolina una parte fundamental del proceso.

Conclusión

La fosfatidilcolina permite eliminar depósitos de grasa localizada del cuerpo, logrando un aspecto armonioso en muy poco tiempo.

Se utiliza tanto en el campo de la medicina como en estética. En este último caso, es óptimo complementar su aplicación con una alimentación adecuada y actividad física regular.

Ofrecer este tipo de tratamiento en tu estética supone muchos beneficios, ya que no solo es rentable, sino que además, como vimos en este post, sus efectos son aún más notorios si se los complementa con otros tratamientos de técnicas lipolíticas.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

Láser CO2: Ideal Contra Arrugas, Manchas, Estrías y Cicatrices

Ondas de Choque: Tratamientos, Ventajas, Tipos y Más

Estrías: Información Completa sobre Cómo Tratarlas

Pulso Electromagnético: Cómo Funciona la Tecnología del BodyUp

Tratamiento Celulitis: Técnicas y Aparatología Eficaces para Combatirla


5 comentarios en “Fosfatidilcolina: Lo Último en Estética Contra la Adiposidad Localizada

  1. Quisiera saber que pasa si me colocan semanal? Por qué me dijeron que tendría que ser cada 15 días. Que complicaciones me traería si lo harían cada 7 días esa es mí duda. Graciasss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctanos ahora

Completa el formulario y te llamaremos en las próximas horas.

Teléfono: (351) 352 6033 / (261) 238 2693
Email: info@esteticrental.com
Dirección: San Lorenzo 259, Piso 2º E
X5000AZE, Nueva Córdoba, Córdoba, Argentina.

Mapa de Estetic Rental