Radiofrecuencia: Todo lo que Necesitas Saber De Este Tratamiento

La Radiofrecuencia (RF) es uno de los tratamientos más solicitados en el mundo entero para combatir la flacidez y...

La Radiofrecuencia (RF) es uno de los tratamientos más solicitados en el mundo entero para combatir la flacidez y revertir los estragos que ocasiona el paso del tiempo, tanto en el cuerpo como en el rostro.

En este artículo vas a encontrar todo lo que necesitas saber para poder utilizarla en tu gabinete y ofrecer los procedimientos más novedosos y efectivos a tus clientas.

Radiofrecuencia Definición: ¿Qué es y en Qué Consiste?

La Radiofrecuencia (RF) es un flujo de electrones que se genera entre dos polos.

Es un sistema de emisión de radiaciones electromagnéticas que cambian de polaridad y oscilan tanto en el campo eléctrico como el magnético, generan la rotación molecular dando como resultado un efecto termogénico.

En sus comienzos fue una herramienta de uso exclusivo en el terreno de la medicina, más concretamente en las cirugías, mientras que en la actualidad se aprovechan sus beneficios en tratamientos estéticos de variada índole.

Los cabezales de los equipos de radiofrecuencia emiten energía y pasan a través de la superficie cutánea calentando profundamente los tejidos desde adentro hacia afuera.

Sus efectos son empleados para combatir ciertos grados de celulitis, la flacidez cutánea, el envejecimiento, reducción corporal, etc.

En el caso de la Radiofrecuencia Multipolar se emplean varios polos que van alternando las funciones de emisor y receptor; como resultado, son capaces de alcanzar mayor profundidad en el tejido de manera controlada y segura.

¿Para Qué Sirve?

Como bien dijimos, sus usos son variados; en la medicina, por ejemplo, se la emplea para la eliminación de tumores, ablación endovenosa de las várices, eliminación de telangiectasias, entre otras cosas.

En estética se emplea radiofrecuencia no ablativas y su utilización es variada.

Por ejemplo, debido a la respuesta inflamatoria inmediata de las fibras colágenas ante la lesión térmica generada por la radiofrecuencia, se produce un acortamiento de las mismas y, por ende, la elevación del tejido: Efecto Lifting.

Paralelamente, el calor activa el accionar de los fibroblastos dando comienzo a la neocolagénesis y neoelastogénesis.

Al mismo tiempo, se engrosa el tejido, se reorganizan los septos fibrosos y, con el avance del tratamiento, se consigue el rejuvenecimiento facial o la tonificación buscada.

Durante su aplicación, la radiofrecuencia estimula el drenaje de la linfa, mejora la circulación de la zona tratada y los tejidos reciben un mayor aporte de nutrientes y oxígeno.

Esto mejora notablemente la apariencia de la piel de naranja y la reducción de los pozos.

Cuando se emplea radiofrecuencia para la remoción de adiposidad localizada, por ejemplo con el Velashape III, en donde la potencia es de 150 W de energía de radiofrecuencia, el efecto térmico ayuda a acelerar la lisis de las grasas, consiguiendo su reducción y favoreciendo el proceso de lipólisis. 

En pocas sesiones se consigue una notable reducción y modelación del contorno.

En el caso del tratamiento de la flacidez, la radiofrecuencia puede emplearse tanto en rostro como en el cuerpo, cuando se requiere tratar pieles de flacidez ligera a moderada.

Si bien no consigue la tonificación en un 100%, sus resultados son notables y más aún cuando se la emplea en combinación con otras tecnologías destinadas al mismo fin.

Radiofrecuencia, un Tratamiento Ideal para la Celulitis

En el tratamiento de la celulitis flácida, la radiofrecuencia ayuda a mejorar el aspecto de la piel, deja la zona tratada con una apariencia mucho más uniforme, desinflamada y satinada.

El objetivo que persigue el tratamiento de la celulitis con radiofrecuencia es:

  • Reducir la celulitis y tejido graso
  • Modelar el contorno del cuerpo
  • Tensar y reafirmar la piel consiguiendo la reducción máxima de la flacidez
  • Favorecer el drenaje de la linfa y la eliminación de toxinas del tejido

Las mejoras se van dando a medida que avanza todo el proceso, pero desde la primera aplicación la piel se percibe con mejor aspecto y mayor firmeza.

Al aumentar la microcirculación de la zona se va reduciendo el volumen de los adipocitos y se drena el edema, con la consiguiente eliminación de desechos y toxinas que son el “alimento” de la celulitis.

Por su parte, la formación de nuevo colágeno en la piel, como en el tejido subcutáneo, ayuda a ir reduciendo la flacidez, algo esencial para el abordaje de la PEFE flácida.

Radiofrecuencia en celulitis
Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

Reduce la Flacidez con Radiofrecuencia

La Radiofrecuencia es un tratamiento muy empleado para la reducción de la flacidez corporal o facial, ya que ofrece resultados que se perciben desde la primera sesión.

Inmediatamente, se puede comprobar una tonificación debido a la retracción de las fibras colágenas, aunque cabe destacar que la intensidad de la misma dependerá del caso y la edad de la persona. 

En todas las circunstancias, la piel se ve mucho más luminosa y sana.

Con el avance del tratamiento se va reestructurando el colágeno profundo gracias a la formación de nuevas fibras que otorgan mayor elasticidad al tejido y favorecen la homeostasis. 

Como resultado, la piel recupera tersura, disminuyen las arrugas finas y se redefine el contorno gracias a la minimización de la flacidez instaurada.

El efecto tensor que ofrece la radiofrecuencia es gradual y progresivo ya que está supeditado a la reestructuración del colágeno y al estado en el que se encuentre.

Por lo general, pasados unos 2 a 4 meses, se pueden notar los resultados definitivos. Duran aproximadamente unos dos años con el debido mantenimiento mensual.

Tratamiento de Radiofrecuencia: Beneficios

El tratamiento con Radiofrecuencia, ya sea corporal o facial, ofrece muchos beneficios para la zona tratada, como por ejemplo:

  • Provoca la reestructuración del colágeno, por lo que el tejido adquiere mayor firmeza y elasticidad.
  • Aumenta la circulación sanguínea de la zona, ayudando a que los tejidos reciban un mayor aporte de nutrientes y oxígeno.
  • Favorece la eliminación de toxinas y ayuda al drenaje de líquidos acumulados, dando como resultado una reducción del edema.
  • Causa la migración de fibroblastos, responsables de la reestructuración de fibras de elastina y de colágeno.
  • Mejora el aspecto de la piel, la que se ve mucho más tersa, lisa y rejuvenecida.

Beneficios en Tratamientos Específicos:

Celulitis

Resuelve la fibrosis generada por el aprisionamiento de los adipocitos y la linfa. También, facilita el drenaje gracias a la vascularización sanguínea impulsada por el calor interno

Reduce las concentraciones de toxinas en los adipocitos y disminuye considerablemente su volumen.

Estrías

Gracias a la reorganización de las fibras de colágeno se puede emplear radiofrecuencia en el tratamiento de las estrías atróficas en cualquier etapa de desarrollo.

Estética Íntima

La radiofrecuencia es muy empleada para minimizar la flacidez de los labios vaginales, generando un efecto de llenado y tonificación de los mismos.

Adiposidad Localizada

Aumenta la vascularización de la zona, lo que activa el metabolismo enzimático y, por ende, el trasvase del triglicéridos para el exterior de las células grasas. Así, se reduce considerablemente el panículo adiposo tratado.

Rejuvenecimiento

La radiofrecuenca es una gran aliada para el tratamiento de reducción de la flacidez tisular corporal y facial. 

El calor de adentro hacia afuera que provoca hace que se contraigan las fibras colágenas y elásticas del tejido, generando la formación de colágeno adicional que va mejorando la tonicidad y capacidad de sostén de la piel.

Cómo es el Tratamiento y Qué Cantidad de Sesiones Son Necesarias

El tratamiento de la radiofrecuencia es completamente indoloro y cómodo para el paciente. Dolo percibe una ligera sensación de calor en la zona tratada y el paso del cabezal del equipo que se está utilizando.

La duración de las sesiones depende de la extensión de la zona a tratar y de la potencia o tipo de radiofrecuencia que se esté empleando.

Lógicamente que las regiones más pequeñas implican menor tiempo de aplicación que las más grandes, ya que la extensión de tejido a cubrir es menor.

Es un procedimiento sencillo, se debe marcar la zona a tratar con un rotulador y se pasa el cabezal manteniéndolo siempre vertical y en constante movimiento.

Se puede utilizar un gel neutro o bien productos específicos para radiofrecuencia con activos determinados, según el problema que se esté tratando.

Una vez concluida la sesión la persona vuelve a sus actividades diarias con la recomendación de emplear elasto compresión en la zona tratada y beber abundante líquido.

La cantidad de sesiones necesarias dependen de cada caso; una piel de una persona joven claramente va a responder mucho más rápido que la de una adulta. Lo mismo sucede con los diversos volúmenes de adiposidad localizada.

Como regla general, se recomiendan entre 6 a 10 sesiones, una por semana, en la misma zona. Pero como dijimos anteriormente, este número puede variar de caso a otro.

Es necesario emplear un protocolo de mantenimiento una vez terminado el tratamiento completo, primero con sesiones cada 15 días y después una vez al mes.

Zonas o Áreas del Cuerpo que Pueden Tratarse

Radiofrecuencia en abdomen
Atribución: Imagen de Tumisu en Pixabay  bajo licencia CCO 1.0

La radiofrecuencia puede aplicarse en casi todo el cuerpo, a saber:

Glúteos: para levantar el tejido y devolverle tonicidad, la forma redondeada y la firmeza de antaño.

Piernas: mejora el tono de la piel en la cara interna, anterior y posterior de los muslos. Reduce los cúmulos de celulitis.

Abdomen: ayuda a disminuir la flacidez causada por embarazos o exceso de peso, mejora la piel con estrías y reduce los cúmulos adiposos que pudiese haber. Es un tratamiento recomendado para la remodelación corporal post parto.

Brazos: útil en el tratamiento del descolgamiento del tejido en la cara interna de los brazos. También, se utiliza para la eliminación de adiposidad localizada en todo el brazo, codo y muñecas.

Papada y cuello: se emplea para tensar la piel que ha perdido elasticidad por el paso del tiempo y para eliminar el tejido adiposo que se suele acumular en estas partes con los años.

Rostro y área periocular: se la emplea para redefinir el óvalo facial, eliminar arrugas, mejorar el tono de la piel, suavizar el surco naso geniano, reducir bolsas y ojeras y revitalizar la piel, entre otras cosas.

Senos: cuando hay una leve pérdida de tono en la piel de los senos, la radiofrecuencia ayuda a reafirmar el tejido y devolver la turgencia a las mamas.

Estrías: ofrece buenos resultados en las estrías rojas como blancas, aunque en diferentes porcentajes de éxito. 

En las estrías recientes ayuda a generar nuevas fibras colágenas y de elastina para sustituir las que se han desgarrado y revertir el proceso, minimizando las lesiones. 

En las que ya se encuentran nacaradas, ayuda a mejorar el tono de la piel que se ha tornado más flácida.

Radiofrecuencia Facial

El empleo de la radiofrecuencia en tratamientos faciales es muy útil para casos de pieles que empiezan a evidenciar el paso del tiempo, como también ofrece buenos resultados en pieles más maduras, con apariencia apagada y falta de definición en el óvalo facial.

  • Los efectos que produce en el tejido ocasionan:
  • Una piel más tersa, luminosa y turgente.
  • Aspecto lozano y revitalizado.
  • Rejuvenecimiento y tonificación gracias a la mejora en la circulación de la sangre que favorece el aporte de nutrientes y oxígeno a la zona tratada.
  • Al estimular la colagenogénesis genera un efecto lifting y levanta el tejido que ha caído (favorable en la definición del óvalo facial).
  • Ayuda a que la piel recupere hidratación.
  • Ayuda a reducir el cúmulo de grasa que suele acumularse en la zona de la papada con la edad.
  •  Aumenta la flexibilidad de la piel.
  • Minimiza las arrugas y las líneas de expresión.
  • Reduce bolsas y ojeras.

Radiofrecuencia Corporal

En el tratamiento de cualquier zona corporal, la radiofrecuencia puede reafirmar la piel y reducir el contorno. Los efectos que se obtienen con el tratamiento son:

  • Tensado y mejora de la textura de la piel gracias a la formación de nuevo colágeno y elastina.
  • Reducción del volumen de adiposidad localizada.
  • Drenaje de la linfa, eliminación de toxinas y mejora de la piel de naranja con una reducción notable de los pozos.
  • Modelación del contorno corporal.
  • Atenuación de las estrías recientes.
  • Activa la microcirculación de la zona.
  • Se puede emplear en todos los tipos de pieles y en cualquier época del año

Resultados que Puedes Esperar u Obtener

Los resultados de las sesiones con Radiofrecuencia están supeditados por muchos factores:

  • Edad del paciente
  • Estado de su piel
  • Problemática a tratar y severidad del caso
  • Cuidados que le brinde a la piel
  • Alimentación e hidratación
  • Hábitos de vida

Siempre es conveniente decir la verdad al paciente para que no se haga falsas ilusiones.

Es mejor ser sinceros y decirle que no hay soluciones mágicas y qué porcentaje de efectividad puede conseguir con el tratamiento en su caso.

Por ejemplo, en el abordaje de una piel con fotoenvejecimiento, los resultados obtenidos en una persona que come sano, no se expone al sol y no fuma van a ser superiores a los de una que hace todo lo contrario.

Lo mismo ocurre para el tratamiento de la celulitis. La gravedad del cuadro así como las actividades diarias que efectúe la persona, su alimentación y componentes hormonales, van a determinar el grado de efectividad que tendrá la terapia.

Cada caso es un mundo, por lo que hay que evaluar a conciencia cada uno que se presente en el gabinete para ofrecerle al paciente el abordaje idóneo con las técnicas más apropiadas para su problema, junto con las recomendaciones nutricionales y de hábitos de vida.

El porcentaje de reducción de la flacidez, el rejuvenecimiento y la eliminación de celulitis y  grasas localizadas dependerá de cada sujeto que estemos tratando.

Radiofrecuencia: Cuidados y Recomendaciones Antes y Después del Tratamiento

La radiofrecuencia es un sistema no invasivo de modelación y rejuvenecimiento corporal y facial. No obstante, requiere de ciertas recomendaciones a tener en cuenta:

  • Beber abundante agua a diario. Este aspecto es esencial para conseguir la tonicidad y reducción volumétrica buscada.
  • Usar elasto compresión en las zonas corporales después de cada sesión para favorecer el tensado del tejido y ayudar a modelar el contorno.

Riesgos de la Radiofrecuencia Facial y Corporal

El principal riesgo de la radiofrecuencia es la posibilidad de quemaduras, que pueden ocurrir si el operador mantiene demasiado tiempo el cabezal sobre la piel sin moverlo. En caso de suceder, esta lesión se trata del mismo modo que cualquier lesión térmica en la piel.

De allí la importancia de aplicar adecuadamente la técnica de radiofrecuencia. Independientemente del equipo que se esté utilizando, el profesional debe ser riguroso en su manipulación.

Contraindicaciones del Tratamiento

La radiofrecuencia es una técnica no invasiva, pero no debe utilizarse en casos puntuales:

  • Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.
  • Personas con cardiopatías graves.
  • Quienes presentan alteraciones de la coagulación.
  • Pacientes con enfermedades del tejido conectivo.
  • Personas que padecen de enfermedades neuromusculares.
  • Cáncer o bajo tratamiento.
  • Personas que tienen prótesis metálicas, marcapasos, desfibriladores, etc.
  • Pacientes con obesidad mórbida.
  • Personas HIV positivas.
  • Personas bajo tratamiento con inmunosupresores.
  • Pieles con lesiones en la zona a tratar.
  • Pacientes que han recibido rellenos, Botox, ácido hialurónico o colágeno en la región a tratar.

Efectos Colaterales de la Radiofrecuencia

Es un tratamiento seguro, pero acarrea un efecto secundario leve que es importante dar a conocer antes de aplicarla.

Eritema: al terminar la sesión la piel puede verse algo enrojecida, rubor que se disipa en poco tiempo y no afecta la vida diaria ni actividades cotidianas.

Radiofrecuencia: Máquina y Tipos de Aparatología que existen

Como el mundo de la estética avanza a pasos agigantados, las opciones de radiofrecuencia son múltiples y tratan diversas patologías como grados de problemáticas.

Radiofrecuencia Monopolar

La radiofrecuencia monopolar (hasta 250 watts) tiene la particularidad de que la corriente fluye a través del cuerpo por un solo polo o electrodo y genera la resistencia máxima donde se apoya el cabezal.

Los equipos de radiofrecuencia monopolar tienen una almohadilla de retorno que hace fluir la energía al cabezal para completar el circuito eléctrico. Aumenta la temperatura del tejido profundo y genera una importante vasodilatación.

Se empleaba a menudo para tratamientos de reducción corporal por su gran efectividad en la reducción de las grasas, pero casi no se emplea en la actualidad por el riesgo de quemaduras.

Radiofrecuencia Bipolar

Los equipos de radiofrecuencia Bipolar (hasta 520 watts) tienen un cabezal que posee dos polos emisores y receptores de energía, los que generan un arco eléctrico y aumentan la temperatura del tejido.

El tratamiento es más controlado y permite abordar zonas específicas del cuerpo. Es muy usada para tratamientos de flacidez.

Radiofrecuencia Tripolar

Los equipos de radiofrecuencia tripolar cuentan con 3 o 4 polos que crean campos cruzados capaces de aumentar la emisión de la energía calórica y focalizar su accionar sobre la zona a tratar. 

Son capaces de generar una mayor temperatura interna, por lo que el calor llega a las capas más profundas del tejido para luego emerger a la superficie.

Este sistema es focalizado y más seguro que los anteriores, penetra a una gran profundidad y aumenta la temperatura tres veces más, sin causar lesión alguna a los tejidos.

Otra ventaja es que la radiofrecuencia tripolar no tiene tanta dispersión de la energía y necesita menos potencia para generar el efecto térmico, lo que reduce la posibilidad de quemaduras en la piel. Con ella, el calor prevalece en la piel y en el panículo adiposo de manera pareja.

Radiofrecuencia Multipolar

Son equipos de radiofrecuencia que disponen de 6 polos que generan 3 campos eléctricos que se van cruzando sincronizadamente, más un polo que es monopolar.

El cabezal tiene un sistema de enfriamiento electro-criogénico que genera temperaturas muy bajas en los polos, para conseguir un shock térmico gracias al choque entre el calor que surge del interior y el frío que va en dirección inversa. 

Es completamente seguro por lo que no causa lesiones en la piel. Tiene la particularidad de hacer que la epidermis se renueve al instante y los resultados sean notorios.

Acerca de la Radiofrecuencia Fraccionada

La radiofrecuencia tiene la capacidad de regenerar, mediante calor, las fibras de colágeno de la piel, que son las responsables de la firmeza de los tejidos. 

Con este aparato, la energía térmica es entregada de modo fraccionado a la dermis profunda, causando mínimas lesiones en la capa superficial de la piel, pero grandes cambios favorables en el interior.

Con la radiofrecuencia fraccionada la regeneración se da desde adentro hacia afuera del tejido. Se produce una ablación controlada  y fraccional para la reducción de arrugas y resurfacing (dermoabrasión total con re-epitelización de la superficie cutánea) de la piel. 

La radiofrecuencia fraccionada mejora la piel mediante la generación de heridas microscópicas dejando partes sanas de piel, lo que incita a una fuerte respuesta de curación.

Se pueden tratar:

  •  Arrugas finas
  • Flacidez
  • Líneas de expresión
  • Cicatrices
  • Secuelas de acné
  • Rejuvenecimiento y resurfacing facial
  • Tensado de piel
  • Estrías
  • Rejuvenecimiento vulvar
  • Manchas de la edad
  • Manchas de la piel

El tratamiento no requiere de reposo, pero si es imprescindible el uso de protección solar. La piel se verá enrojecida durante 2 a 3 días.

Ventajas de Contar con un Equipo de Radiofrecuencia en tu Gabinete

Contar con un equipo de radiofrecuencia en el gabinete es sumamente rentable para vos, ya que permite tratar afecciones estéticas cruciales como son la celulitis, flacidez y adiposidad localizada.

Además, es un sistema que complementa otros tratamientos y puede emplearse en cualquier estación del año sobre todo tipo de pieles.

El rango etario de uso de la radiofrecuencia es muy amplio. En las mujeres más jóvenes suele utilizarse para tratar la celulitis y modelar el contorno, mientras que en las de mediana edad también se suma el tratamiento antiflacidez y en las pieles más maduras el antienvejecimiento. 

De este modo, la radiofrecuencia se convierte en una aparatología de estética que puede generarte ingresos constantes.

Radiofrecuencia: Precios de los Tratamientos y Ganancias que Te Puede Dejar

Los precios de las sesiones de radiofrecuencia dependen del equipo con el que cuentes y del tratamiento a realizar. 

Por ejemplo, los costos de las sesiones de radiofrecuencia facial van de los 300 a los 900 pesos por sesión y la diferencia radica en el equipo que se emplea en el gabinete así como los tratamientos complementarios que se empleen.

En cuanto a los tratamientos corporales, por ejemplo, las sesiones de radiofrecuencia más ultracavitador en abdomen van desde los 500 pesos argentinos a los 900 pesos aproximadamente, siendo las más costosas las que se realizan con los equipos de última generación.

El alquiler de un equipo para tratamientos con Radiofrecuencia va desde los $3100 ARS por jornada de 12 horas a los $7900 ARS por tres jornadas. Por lo cual, atendiendo a 10 pacientes por día a $900 ARS la sesión, tendrías una ganancia neta de $5900 ARS.

Comprar o Alquilar las Máquinas de Radiofrecuencia: ¿Qué Conviene Más?

Al realizar esta comparativa siempre termina siendo más rentable y favorable el alquiler de aparatología, ya que permite contar con la última tecnología a precios sumamente accesibles y con un retorno de la inversión inmediato.

Mediante el arrendamiento puedes ofrecer tratamientos a precios promocionales y acomodar los tunos a conveniencia, según la jornada por la que solicitas el aparato. 

Por otra parte, la misma empresa se encarga de la entrega, instalación, prueba y retiro del equipo, como su reemplazo inmediato ante un desperfecto para que no pierdas los turnos otorgados.

Como valor agregado, las empresas de alquiler disponen de capacitación constante para el uso adecuado de los equipos, lo que es muy beneficioso porque ayudan a refrescar conocimientos como también a emplear aparatología con la que no estés familiarizada.

Conclusión

La radiofrecuencia es un excelente tratamiento para combatir los problemas estéticos más comunes del cuerpo humano, no es invasiva y puede emplearse en todo tipo de pieles durante todo el año.

Sus aplicaciones son variadas y la efectividad que ofrece es alta, por lo que se convierte en un tratamiento rentable y muy solicitado por la clientela.

Los resultados que ofrecen los equipos más nuevos son comparables a los de un lifting quirúrgico, pero sin las complicaciones que este acarrea. 

Es ideal para tratar pieles con flacidez leve a moderada, pequeños cúmulos grasos y rejuvenecimiento facial.

Si te gustó este artículo, también te puede interesar:

Drenaje Linfático: Info Completa y de Interés del Tratamiento Reductor

Peeling: Guía Completa sobre el Tratamiento para Renovar la Piel

Depilación Definitiva Láser: Todo lo que Necesitas Saber

Criolipólisis: El poder del Frío para Acabar con la Grasa Corporal

HIFU: el Secreto para un Rejuvenecimiento Rápido y Fácil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctanos ahora

Completa el formulario y te llamaremos en las próximas horas.

Teléfono: (351) 641 8158
Email: [email protected]
Dirección: San Lorenzo 259, Piso 2º E
X5000AZE, Nueva Córdoba, Córdoba, Argentina.

Mapa de Estetic Rental