Ondas Rusas: Tonifica y Modela el Cuerpo de tus Pacientes

Las ondas rusas, concretamente la electroestimulación muscular, es un excelente recurso para modelar la silueta de tus pacientes tonificando...

Las ondas rusas, concretamente la electroestimulación muscular, es un excelente recurso para modelar la silueta de tus pacientes tonificando su masa muscular, ya sea como tratamiento único o bien complementando otras terapias del gabinete.

Qué Son las ondas Rusas

La electroestimulación neuromuscular es una técnica que puede emplear diversas corrientes eléctricas para provocar una estimulación muscular que desencadene en la deseada contracción. 

Las ondas rusas o corrientes rusas son una de las tantas empleadas en esta técnica.

Se trata de trenes de frecuencia media (2500 Hz de frecuencia portadora), moduladas con señales de baja frecuencia (10 a 100 Hz), que generan estímulos eléctricos uniformes y mantenidos en un lapso de tiempo. Se emplean tanto en fisioterapia como en estética.

Al ser aplicadas sobre el cuerpo muscular generan una contracción involuntaria, no alteran la sensación cutánea, mejoran el trofismo muscular y fuerza gracias a que actúan en profundidad.

Las ondas rusas se caracterizan por:

Comienzan de cero y van aumentando de forma progresiva durante la llamada “rampa de subida”.

Esta intensidad se mantiene durante un lapso determinado de tiempo (contracción) y va menguando paulatinamente durante la “rampa de bajada”.

Entre cada impulso se mantiene en cero para dejar descansar el cuerpo muscular, período que se denomina de relajación.

Acerca del Origen de las Ondas Rusas

Las corrientes rusas fueron creadas en el siglo XX, aproximadamente durante finales de la Guerra fría, por el médico deportólogo ruso Y. Kotz.

Empleó la electroestimulación neuromuscular como complemento de los métodos habituales de la época para el trabajo de la fuerza muscular en el entrenamiento del atleta olímpico Borzov, quien posteriormente fue campeón olímpico en 1972 de 100 metros en atletismo. 

También, fueron empleadas en la preparación de cosmonautas rusos.

Kotz descubrió que estas corrientes eran capaces de generar fuertes contracciones que desencadenan un incremento de la fuerza muscular de hasta un 40%.

Beneficios de los Tratamientos con Ondas Rusas

Al realizar una contracción muscular rítmica, con el paso del tiempo, el tratamiento con ondas rusas desarrolla y otorga firmeza al músculo y es por ello que resulta muy efectiva en la eliminación progresiva de la hipotonía muscular

Pero sus beneficios van más allá de este mero efecto, también facilita el retorno venoso y linfático a la vez que disminuye el edema e incrementa la circulación.

La zona tratada recibe un mayor aporte de oxígeno, se eliminan desechos y toxinas y, por ende, los pozos de la celulitis se suavizan, incluso pudiendo desaparecer en algunos casos.

Las ondas rusas son muy beneficiosas en los casos de distrofia o atrofia muscular, ya que ayudan en la recuperación de la musculatura.

Debido a su elevada frecuencia (alrededor de los 2500Hz) vencen la impedancia de la piel y trabajan a profundidad sin alterar la sensación cutánea. Carecen de componente galvánico y son bidireccionales, por lo que no acarrean riesgo de quemaduras ni dolor.

Ondas rusas celulitis.
Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

Usos de las Ondas Rusas

Los equipos de ondas rusas vienen con programas pre establecidos o bien, a determinar por el especialista. 

Se emplean para obtener cambios en el trofismo y funcionalidad muscular con la consiguiente tonificación y modelación del contorno, razón por la que se la utiliza tanto en fisioterapia como en estética.

Se aplican únicamente en la musculatura con inervación intacta para obtener el incremento de la fuerza, flexibilidad o reducción del grado de atrofia, modelar el contorno y también, para lograr hipertrofia muscular.

Zonas de aplicación de las Ondas Rusas

Las ondas rusas son un tratamiento que por fortuna puede aplicarse en casi todo el cuerpo, incluido el rostro.

El campo de acción de estas corrientes comprende:

  • Rostro
  • Pecho
  • Hombros
  • Brazos
  • Espalda 
  • Piernas
  • Glúteos
  • Abdomen
  • Pantorrillas
  • Aductores

Ondas Rusas en Rostro

Por lo general, los electrodos faciales son menos intensos que los corporales y esto se debe a que los músculos del rostro son mucho más sensibles.

Lo ideal es emplear programas de baja frecuencia (entre 20 y 30 Hz) con una ráfaga corta y mayor tiempo de relajación (ráfaga pausa 1:4). Esto es válido tanto para ondas rusas como cuadradas.

Con estas frecuencias es más que suficiente para conseguir la relajación muscular, eliminar arrugas tenues, mejorar la circulación de la sangre y, por ende, mayor producción de colágeno.

En la generalidad, la recomendación de los tratamientos faciales con electroestimulación es comenzar con baja intensidad y sesiones cortas e ir incrementando tanto intensidad como tiempo conforme avanza el procedimiento.

Aplicación de Electrodos en Tratamientos Faciales

Aplicación radial

Se deja un electrodo fijo en el punto del trigémino y se varía la aplicación con el otro en forma radial, siempre rodeando el primero.

Es importante colocar gel neutro primero e ir cambiando los puntos de aplicación cada uno o dos minutos en ambas zonas.

Aplicación continúa

Sin despegar los electrodos de la piel, se los desplaza por los diferentes músculos faciales lentamente y de forma que se produzca la contracción muscular. Es imperioso aplicar mucho gel neutro y usar baja intensidad.

Colocación de los Electrodos a Modo general

Con el fin de lograr la máxima eficacia y seguridad del paciente en la sesión, conviene tener en cuenta estos aspectos:

  • Los electrodos tienen que estar firmemente colocados en la zona a tratar, sobre los puntos motores musculares para que se consiga la adecuada contracción.
  • A lo largo de sesión es importante controlar que el electrodo siempre se mantenga en contacto con la piel.
  • La elección de los electrodos se debe hacer en función de la anatomía del músculo. Por ejemplo, en el caso de un tratamiento facial tienen que emplearse los destinados al rostro; en grupos musculares chicos los electrodos chicos; y para grupos musculares mayores, los más grandes.
  • Antes de comenzar hay que verificar que todos los conectores estén ajustados y el paciente debe estar posicionado de la manera correcta para que no perjudique la contracción.
  • La piel de la zona a tratar debe estar sana y limpia.
  • Siempre tiene que quedar espacio entre el electrodo positivo y el negativo para que no se toquen en ningún momento durante la sesión.
  • Siempre usar un gel conductor y corroborar que haya suficiente cantidad e incluso, que salga unos milímetros por fuera del electrodo para asegurar la correcta conducción de la corriente.
  • Una vez concluida la sesión, limpiar los electrodos con un paño húmedo para quitar todo resto de gel. Esto hace que duren mucho más y sean siempre eficaces.
  • Hay que tener especial cuidado en las aplicaciones cercanas al tórax, ya que pueden aumentar el riesgo de fibrilación.
  • No se deben colocar electrodos en los nervios que se relacionan de forma directa con funciones orgánicas como el frénico o esfínter.

¿Cuándo Recomendar un Tratamiento con Ondas Rusas a Tus Pacientes?

El tratamiento de ondas rusas puedes recomendarlo a todo paciente sano que no presente ninguna contraindicación y que padezca:

  • Flacidez o hipotonía muscular en cualquier parte del cuerpo.
  • Celulitis (complementada con otras terapias).
  • Adiposidad localizada  (como complemento de tratamientos reductores)
  • Glúteos flácidos y caídos
  • Carencia de masa muscular (para generar hipertrofia)
  • Como complemento de tratamientos de rejuvenecimiento facial
  • Brazos flácidos

Efectos Obtenidos con Tratamientos de Ondas Rusas y otras corrientes

Las ondas rusas, al ser de frecuencia media, estimulan la tonificación muscular y ayudan a obtener firmeza. Las terminales nerviosas hacen que la musculatura se contraiga de manera rítmica.

Tienen efectos benéficos sobre el sistema circulatorio, ya que facilitan un adecuado retorno venoso, eliminan el edema y ayudan a que los tejidos reciban un mayor aporte de oxígeno y, por ende, eliminen toxinas y desechos reduciendo así los típicos pozos de la celulitis.

En los casos de distrofia o atrofia muscular ayudan en la recuperación, aumentan la masa muscular y modelan el contorno.

Paralelamente a esto, los nuevos equipos de electro estimulación corporal no solo cuentan con corrientes rusas, también suelen disponer de otras para ser usadas en forma combinada o según las necesidades del paciente. Entre ellas encontramos:

Ondas Cuadradas

Son de baja y media frecuencia, actúan a mayor profundidad que las rusas por lo que son más efectivas en la estimulación de fibras motoras.

No generan sensación de corriente, por lo que las molestias son mucho menores, pero deben usarse en combinación con las corrientes rusas para:

  • Reducir la flacidez muscular
  • Disminuir la celulitis
  • Modelar el contorno
  • Dar mayor firmeza a la musculatura
  • Generar un drenaje de la linfa
  • Fortalecer, mantener e incrementar la masa muscular en tratamientos de fisioterapia

Tens Simétricas y Asimétricas

Estas corrientes son de estimulación eléctrica transcutánea, trabajan a baja frecuencia y se emplean en el control del dolor mediante la estimulación selectiva de las fibras.

Ondas Australianas (AUSSIE) Motoras

Se emplean para conseguir una hipertrofia muscular y fortalecimiento de las fibras musculares. Tratan la flacidez y mejoran el drenaje de la linfa.

AUSSIE Sensitivas

Estas tienen un estímulo más confortable y se emplean en tratamientos del dolor.

Interferenciales Bipolares

Se emplean en los tratamientos de remodelación corporal de grandes zonas, pero también tienen efectividad en los músculos más pequeños.

Son útiles en el caso de flacidez, remodelación corporal, celulitis, pre y postparto, y analgesia postquirúrgica.

FES, Estimulación Eléctrica Funcional

Se refiere al empleo de una corriente de bajo voltaje sobre un nervio motor. Es una terapia indicada en caso de enfermedades cerebrales o traumatismos que causaron la parálisis de los nervios.

Evita el debilitamiento muscular y mejora los movimientos voluntarios, ayuda a reeducar la musculatura, evitar la atrofia, mantener o incrementar la amplitud de las articulaciones y fomentar el flujo sanguíneo de la zona afectada.

Efecto Excitomotor

Cuando se trata de musculatura que no presenta lesiones nerviosas y está correctamente inervada se obtiene:

  • Potenciación de la musculatura.
  • Relajación muscular.
  • Elongación.
  • Modelación.
  • Tonificación.
  • Mejora del contorno.
  • Levantamiento del tejido.
  • Mejora de los cúmulos grasos de celulitis, etc.

Efecto Analgésico

Efectivo en procesos dolorosos, ya sean de origen externo como interno, químico, mecánico o neurálgico. Bloquea o merma las molestias disminuyendo de forma considerable el dolor.

Efecto Vasomotor

Las corrientes en electroestimulación tienen gran eficacia sobre las afecciones de origen vascular, debido a su accionar en el bombeo muscular. 

Descongestionan y mejoran el retorno venoso y ayudan a la combinación de los efectos exitomotores, analgésicos y vasomotores.

También, mejoran la calidad general de la contracción muscular, el sistema circulatorio, el trofismo local y el estado general de la zona tratada.

¿Cómo es el Tratamiento con Ondas Rusas?

El tratamiento de ondas rusas es bastante sencillo. Se colocan electrodos en la zona a tratar, sobre los puntos motores musculares para provocar la contracción y consecuente relajación muscular rítmica.

Los electrodos se sujetan firmemente con bandas elásticas para evitar que se muevan durante la sesión.

El paciente debe posicionarse de una forma que favorezca la contracción del músculo. De este modo, se consiguen los mejores resultados y se evitan lesiones.

Para conducir la corriente eléctrica desde el electrodo al músculo es necesario el uso de un agente conductor, que puede ser gel neutro (de base acuosa) o un paño o disco de algodón embebido en agua. 

Siempre debe haber suficiente cantidad de producto para asegurar la correcta conducción durante toda la sesión.

La intensidad del estímulo va aumentándose de manera progresiva conforme avanza el tratamiento y, también, en función del estado muscular del paciente. Influye la zona a tratar y efecto a conseguir.

La técnica de colocación de los electrodos está supeditada al tipo de equipo con el que se cuente; algunos tienen electrodos bipolares (+ Y -) mientras que otros vienen con electrodos bifásicos.

La elección del calibre de los electrodos también depende de la zona a tratar; si hablamos de músculos grandes se seleccionan los de mayor tamaño; en los tratamientos faciales se emplean los electrodos especiales para ello; y en los grupos musculares pequeños los de menor calibre.

tratamiento de glúteos con ondas rusas.
Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

Resultados: Cantidad de Sesiones y Tiempo Necesario

La cantidad de sesiones y el tiempo necesario para obtener resultados depende de cada paciente. 

La respuesta muscular no es la misma en una persona de 20 años que en una de 35 o más, también influye el tono muscular que presenta antes del tratamiento, su alimentación, actividad física y características personales.

Por lo general, se recomienda un mínimo de 10 sesiones, dos veces por semana.

También, hay que recordar que las ondas rusas no siempre son el tratamiento único para un problema estético; por lo general, se requiere el accionar de varias terapias para mejorar la apariencia de una zona en particular.

Las sesiones pueden ir de los 25 a los 40 minutos, sin excederse este tiempo. Con una frecuencia semanal de 2 a 4 aplicaciones.

Resultados del Tratamiento en los Pacientes

Siempre y cuando la persona cumpla con las directivas y recomendaciones dietéticas y de actividad física, los resultados son notables y se pueden obtener en poco tiempo.

De igual modo, todo está supeditado al caso en particular, por lo que es mejor siempre decirle la verdad al paciente para evitar que después se sienta estafado si se ha hecho falsas ilusiones.

Al culminar el tratamiento se puede conseguir:

  • Mejoras en el trofismo muscular.
  • Mejoras en la circulación sanguínea y reducción notable del edema.
  • Aumento del metabolismo y quema de calorías, con la consecuente reducción de grasas.
  • Mejora en el tono muscular de la zona tratada y reducción de la flacidez.
  • Modelación del contorno y eliminación de depósitos grasos localizados.
  • Detención del avance de procesos celulíticos y disminución de los pozos.
  • Elevación de glúteos.

Cuidados Antes y Después del Tratamiento que Deberías Dar a Conocer a los Pacientes

Las ondas rusas son un tratamiento no invasivo que no requiere de preparación previa ni cuidados extra.

Lógicamente, al generar contracciones involuntarias en la musculatura, generan cansancio muscular y posteriores molestias semejantes a las producidas por el ejercicio físico. Esto conviene aclararle al paciente para que no lo tome por sorpresa.

La elongación muscular de la zona tratada es útil para evitar cualquier malestar que pudiese ocurrir al día siguiente de la sesión.

En caso de que el objetivo sea generar hipertrofia muscular y tonificación, es conveniente que la persona lleve una dieta rica en proteínas para favorecer el crecimiento y reforzamiento de sus músculos.

Contraindicaciones y Efectos Secundarios de las Ondas Rusas

Las ondas rusas no pueden aplicarse en caso de:

  • Hemorragias activas.
  • Sobre zona cardiaca.
  • En músculos denervados o parcialmente denervados.
  • En caso de roturas tisulares recientes.
  • Miembros con trastornos vasculares.
  • En personas con marcapasos
  • Sobre zonas con fracturas recientes
  • Personas que presentan una marcada susceptibilidad a la estimulación eléctrica
  • En pacientes que tengan alteraciones que impidan la adecuada electroestimulación
  • Pacientes con hipertensión o hipotensión arterial no tratada
  • Sobre nervios que se relacionan directamente con funciones orgánicas como el frénico o esfínter
  • En zonas que presentan neoplasias, metástasis o infecciones
  • Mujeres embarazadas sobre la zona abdominal
  • Personas epilépticas
  • En pacientes con tromboflebitis
  • Sobre el seno carotíeo

Los Efectos Secundarios de las Ondas Rusas

Siempre que el equipo sea manipulado por un profesional capacitado, las ondas rusas no generan complicación alguna, más que la fatiga muscular semejante a la generada por una actividad física normal.

Ondas Rusas Máquina: Tipos y Aparatología Existente

En la actualidad, los equipos que se venden en el mercado son capaces de desarrollar más de un tipo de corriente para tratar diversas patologías en el paciente.

Vienen en versiones compactas para uso domiciliario y las más grandes y completas para uso en gabinete estético o en consultorios de kinesiología.

Cuentan con 8 o 4 canales independientes y aislados eléctricamente. Algunos aparatos son digitales y por lo general tienen ya programas pre-establecidos con diferentes funciones para tratar afecciones específicas.

Además, cuentan con la posibilidad de modificar de forma manual algunos de los parámetros (tiempos, frecuencias, rampa, intensidad, etc.) para adaptar el tratamiento a cada paciente.

Disponen de electrodos de diverso calibre para poder aplicar a cualquier parte del cuerpo con sus correspondientes cables de salida.

Conclusión

Los equipos de electroestimulación que se consiguen en la actualidad son una herramienta fundamental para tu gabinete de estética, no solo para ser empleados como tratamiento único, sino para complementar muchísimos de los procedimientos que se realizan para mejorar la apariencia física de las personas.

Contar con equipos de calidad y marcas reconocidas te asegura buenos resultados, riesgos nulos y satisfacción de tus pacientes.

No dudes en adquirir este comodín en tu estética, el target de pacientes al que se lo puedes ofrecer es sumamente amplio, lo que te asegura un buen rédito económico. 

Si te gustó este artículo, tal vez te interese:

Drenaje Linfático: Info Completa y de Interés del Tratamiento Reductor

Peeling: Guía Completa sobre el Tratamiento para Renovar la Piel

Depilación Definitiva Láser: Todo lo que Necesitas Saber

Criolipólisis: El poder del Frío para Acabar con la Grasa Corporal

HIFU: el Secreto para un Rejuvenecimiento Rápido y Fácil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctanos ahora

Completa el formulario y te llamaremos en las próximas horas.

Teléfono: (351) 641 8158
Email: [email protected]
Dirección: San Lorenzo 259, Piso 2º E
X5000AZE, Nueva Córdoba, Córdoba, Argentina.

Mapa de Estetic Rental